Consumir – Mostrar

marzo 25, 2009

En Paraguay es necesario mostrar aquello que se consumió. Se tiene que mostrar que se tomó todinho, que se tomó sidra, que se tomó coca, que se tomó caña. Todos estos envases vacíos adornan las fachadas delanteras de las casas, más específicamente: la vereda. El espacio destinado a la vereda. Vereda que nunca fue ni será, y que en realidad se trata de un yuyal, un tape poí, y basura del habitante fronterizo.

Al entrar a un bar hay más de lo mismo. Mesas repletas de botellas vacías y amigos charlando alrededor de ellas. No hay mozo que ose retirarlas antes que los clientes se vayan. Nos enseñaron que el fuego es centro, en Paraguay el calor está de más; el centro es la champañera.

Zorros

marzo 4, 2009

Ahí donde la ley es absurda. Ahí donde es lógico realizar un acto ilícito. Ahí donde el sentido común prima sobre la codificación legal. Ahí mismo habrá un zorro que te multe y te recuerde con ello: “el estado no tiene nada que ver con el sentido común”.

Hasta me llevan a pensar que esas “doble franja amarilla” pintadas absurdamente en ciertos lugares no son tan irracionales como creía. Las pintaron con un fin bien claro: coima.

El mismo fin cumplen carteles de “prohibido girar” en calles donde el medio de transporte mayoritario es la carreta. O semáforos donde uno indudablemente puede girar a la derecha sin la luz verde pero resulta que no hay un cartel que lo especifique.

En estos casos, como cristiano, coimeo siempre. Y así es como es.

Zorro: Policía Municipal de Tránsito

Coima: Dádiva con que se soborna